Cala Blanca

 

 

Esta pequeña y bonita cala, alargada y por ello resguardada del oleaje, excepto del poco habitual Poniente, es una de las situadas en la bahia de Ciutadella de Menorca. A su alrededor está la urbanización que lleva su nombre, con numerosos hoteles y apartamentos, pero respetuosa con el entorno. Hay una animada vida nocturna y abundantes restaurantes y bares, club de buceo y otros servicios. Para llegar a la cercana Ciutadella, se pueden tomar los autobuses de línea regular, aquí conocidos como “troles”. Recomendamos visitar “S’aigo dolça”, un rincón arenoso situado a la derecha de la cala, al que se llega tomando un camino que bordea el mar. Pese a que no es propiamente una playa, ya que la costa es rocosa, la claridad y el color turquesa de sus aguas bien valen una visita.